El Art. 3 c), del Estatuto de la Fundación, delega a la propia Fundación la obligación de “encargar traductores expertos, bien sea para la traducción de las obras inéditas de María Valtorta, o para la revisión de algunos de los escritos suyos que ya hubieran sido publicados”; y el artículo 4 establece que la Fundación debe de crear “un consejo de traductores bajo la dirección de un coordinador”.

Las traducciones existentes de los escritos de María Valtorta abarcan las principales lenguas habladas en el mundo, desde las principales lenguas europeas hasta varios dialectos indígenas. En algunas de estas traducciones, y especialmente en las traducciones europeas más destacadas, vemos que la obra principal ha sido completamente traducida, mientras que algunas de las obras menores han quedado parcial o totalmente traducidas. En cuanto a las traducciones de las demás obras, estamos traduciendo y publicando cada volumen de manera gradual. En otros casos, hemos publicado las traducciones de algunos pasajes seleccionados o de algunas partes de las obras de María Valtorta. En otros casos más, como por ejemplo, el caso de las traducciones armenias e indonesias, sólo se ha presentado la propuesta de iniciar y producir una traducción. En general, se tiene un registro de un poco menos de 30 idiomas a trabajar.

La mayoría de los autores de las traducciones existentes se ofrecieron a realizar el trabajo de manera completamente espontánea, dejando que la CEV, en su calidad de editor, efectuara la tarea de verificar las habilidades del aspirante a traductor y así compensar su desempeño una vez concluido su acuerdo. A menudo, el CEV tuvo que intervenir y ayudar al traductor a resolver sus dudas sobre cómo interpretar ciertos pasajes de la obra de María. Por último, el CEV se reservaba el derecho de autorizar la publicación y difusión de una traducción a través de acuerdos formales, cuando no era posible o aconsejable publicarlos y difundirlos por sí mismos, y el CEV tenía también el derecho (y, asimismo, el deber) de bloquear las traducciones ilegales o al menos luchar contra ellas con los mandatos judiciales y las acciones legales correspondientes.

Tanto los derechos como los deberes relativos a las traducciones han sido traspasados a la Fundación, que podrá gestionarlos con mayor competencia y autoridad valiéndose de los “órganos subsidiarios” previstos en el art. 4 del Estatuto. La consolidación del mencionado “consejo de traductores” es de vital importancia, ya que su creación servirá para aumentar la comunicación entre los traductores de las obras de María Valtorta, gracias a lo cual podrán intercambiar experiencias y plantear preguntas para lograr una mejor interpretación del Texto italiano original, traduciendo el contenido a la forma literaria correspondiente a cada lengua extranjera.

Usted puede ayudar al proyecto, especialmente dentro de un campo profesional de su elección, y para ello cuenta con el apoyo de los autores de las traducciones, tanto de los que han terminado sus respectivas traducciones, o se encuentran aún en el proceso de traducir los textos para Maria Valtorta, como de aquellos que están dispuestos a traducir y confían en que tienen la capacidad adecuada para llevar a cabo esta labor. La ayuda financiera sirve, pues, sobre todo, para sufragar los costes de las traducciones que, aun cuando nos son requeridas cada cierto tiempo, tan poca demanda nunca llega a compensar lo suficiente por concepto de ventas; esto se debe a que los libros se venden en países pobres o en países cuya religión principal no es la cristiana, o incluso en países que no aceptan fácilmente la difusión cultural y religiosa.

Las obras de María Valtorta se encuentran parcial o totalmente disponibles en los siguientes idiomas: Albanés – árabe – armenio – checo – chino – coreano – croata – francés – japonés – indonesio – inglés – lituano – Malayalam – holandés-flamenco – polaco – portugués – rumano – ruso – ruandés – eslovaco – esloveno – español – Alemán – Ucraniano – Húngaro – Vietnamita.

CONTRIBUYA