La Orden de los Hermanos Siervos de María, junto con Marta Diciotti, fueron los  herederos de María Valtorta, según su voluntad y testamento.

La Orden de los Hermanos Siervos de María, fundada en el siglo XIII en Florencia y actualmente activa en todo el mundo, heredó todos los derechos de propiedad de la casa Valtorta en Viareggio.

Marta Diciotti, quien no solo fue la asistenta de María Valtorta sino su fiel confidente  toda su vida, heredó los manuscritos con sus derechos y todos los objetos y demás pertenencias de uso personal de la gran escritora mística, así como también todos los derechos usufructuarios de la casa. En determinado momento, Marta Diciotti se trasladó a una residencia de ancianos dejando la casa vacante por un año. Así, en 1998, la Orden de los Siervos de María vendió la casa al Centro Editorial de Valtorta, que posteriormente, uniendo sus propios medios con la contribución voluntaria de varios lectores de Valtorta, restauró la casa desde sus cimientos y arregló todos los problemas que la humedad había causado, antes de reabrir la casa, convertida ahora en museo, para todo el público.

En el año1986, Marta Diciotti hizo testamento, en el contemplaba dejar algo al Centro Editorial Valtortiano, que después de la muerte de Diciotti, en 2001, heredó varios manuscritos junto con todas las cosas que completaban el patrimonio de María Valtorta.

El CEV (“Centro Editorial Valtortiano”) fue conformado para ser la casa editora de los escritos de Maria Valtorta. Al heredar casi todo lo que pertenecía a María Valtorta, tanto por voluntad de la mística, como adquiriendo los objetos por sus propios medios, el CEV se identificó plenamente con la propia persona de María Valtorta, combinando los derechos y deberes correspondientes al autor con los derechos y los deberes del editor.

En 2010, el propio CEV junto con la pareja constituida por el Sr. Emilio Pisani y la Sra. Claudia Vecchiarelli, quienes eran a la vez los administradores históricos de todas las obras de Valtorta y los propietarios de la CEV, fundaron la “FONDAZIONE MARIA VALTORTA CEV onlus” (Fundación María Valtorta, organización sin ánimo de lucro) con el fin de restablecer la distinción entre el autor y el editor y sus respectivas funciones.

La Fundación, reconocida como entidad legal con calificación de “onlus” (organización sin ánimo de lucro), tiene un propósito principal muy claro: preservar, cuidar, administrar, proteger, divulgar y mejorar, en beneficio de toda la población mundial y sin pedir nunca dinero bajo ningún concepto relativo a este propósito ni ningún otro, el patrimonio cultural de María Valtorta, constituido por su herencia moral y material.

Por lo tanto, el CEV se constituyó como el privilegiado y único editor de las obras de María Valtorta, y ahora las vende por el mundo entero.

CONTRIBUYA